LIBÉRATE DE LA QUEJA

LIBÉRATE DE LA QUEJA

La historia transcurre en un estricto Monasterio de Cartujos, en el que los monjes tan solo podían decir dos palabras al año. Esas palabras las pronunciaban durante la comida del día de San Bruno, fundador de la orden. Llegó al convento un joven cartujo y al pasar el...