¿Aún no sabes qué cocinar esta Semana Santa? No te pierdas detalle de este especial receta de semana santa adaptada al paciente renal

Potaje de vigilia 

Es uno de los platos de cuchara más habitual de Semana Santa y se consume durante la Cuaresma y Pascua por no contener carne entre sus ingredientes. En este caso haremos una adaptación de este potaje tan típico de estas fechas para que lo pueda consumir el enfermo renal.

Ingredientes  (4 personas)
  • 350 g de bacalao desalado
  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 3 porciones (150 g) de espinacas congeladas en porciones
  • 1 ajo
  • 1 bote de tomate entero enlatado
  • Aceite de oliva virgen extra 40ml
  • 1 cebolla mediana
  • Pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Agua de mineralización débil 250ml
Preparación

Cortar los ajos.

Desmigar el bacalao.

Desechar el líquido de conserva de los garbanzos y enjuagarlos.

Desechar el líquido de conserva del tomate enlatado.

Descongelar las espinacas en abundante agua durante 4 horas.

Pelar, cortar finamente y congelar la cebolla el día anterior de la preparación de la receta y  descongelar en abundante agua durante 3 horas.

Elaboración

En una olla con aceite añadimos la hoja de laurel, un diente de ajo y la cebolla cortada y sofreímos durante unos 10 minutos a fuego medio. Cuando esté listo en la misma olla añadiremos una cucharada de pimentón dulce y el tomate y sofreiremos durante unos 5 minutos.

A continuación, incorporamos las espinacas y los garbanzos a la sartén y sofreímos todo durante unos 10 min más.

Por último, ponemos agua en la misma sartén e incorporamos el bacalao desmigado. Mezclamos con cuidado y dejamos al fuego unos minutos más hasta que el bacalao este cocinado.

Reposar y servimos.

Valoración nutricional (Sin técnicas de disminución)

Ración
Energía (kcal) 288.5
Proteína (g) 22.87
Grasa total (g) 13
Hidratos de Carbono (g) 7.27
Minerales:
Sodio (mg) 310
Potasio (mg) 674.25
Fósforo (mg)

511

Sabias que…

La receta de potaje de vigilia  suele comerse como plato único y acompañado de un postre que en este caso sería una manzana asada por ser una de las frutas más bajas en potasio.

A tener en cuenta que el tamaño de la ración de un paciente renal tiene que ser un cucharon y medio como máximo y evitando el caldo del guiso si esta en diálisis.

Servicio de Nutrición ALCER CASTALIA