Algunas personas disfrutan el comer postres como una manera de terminar una comida o como una merienda antes de acostarse. Los postres pueden extenderse desde ser bajos en calorías y grasa hasta aquellos que son muy altos en calorías y grasa. Si usted está en una dieta para perder peso o en una dieta para la diabetes, limite los postres que son bajos en calorías y grasa a una o dos veces por semana. Si su peso está en el rango normal o si usted necesita aumentar de peso puede comer postres altos en calorías y grasa más a menudo.

Los pacientes renales tendrán que elegir postres que sean saludables siguiendo las recomendaciones que se detallan para su patología, como los que se enumeran a continuación. Los postres también pueden contener fruta baja en potasio, tales como:

FRUTAS

más aconsejadas 

Arándanos (78 mg) – Caqui (171 mg) – Mandarina (160 mg) – Mango (150 mg) – Manzana (99 mg) – Melocotón en almíbar (104 mg) – Pera (130 mg) – Pera en almíbar (66 mg) – Piña en almíbar (100 mg) – Piña en su jugo (71 mg) – Pomelo (141 mg) – Sandia (120 mg) 

moderadas en potasio 

Frambuesas (220 mg) – Fresas (190 mg) – Nectarina (170 mg) – Paraguaya (170 mg)

altas en potasio: EVITAR 

Aguacate (400 mg) – Albaricoque (293 mg) – Cerezas (255 mg) – Chirimoya (382 mg) – Ciruelas (236 mg) – Coco (405 mg) – Granada (247 mg) – Kiwi (290 mg) – Melocotón (260 mg) – Melón (320 mg) – Naranja (200 mg) – Nísperos (266 mg) – Piña (250 mg) – Plátano (350 mg) – Uva blanca (250 mg) – Uva negra (320 mg) – Uva pasa (782 mg).

A diferencia de la mayoría de postres, los dulces procesados o precocinados tienen pocas vitaminas o minerales y la mayoría de los dulces son altos en azúcar, grasa y aditivos. Debido a esto, los dulces procesados o precocinados no son la mejor opción para almuerzos o meriendas. 

Ejemplos: natillas, flanes de vainilla o huevo, mousse de chocolate, pannacota…etc

Sin embargo, si se siguen las prácticas recomendadas y los postres se hacen caseros, estaremos evitando gran cantidad de aditivos, azúcares y grasas añadidas que no son nada recomendables para la enfermedad renal crónica.

LOS INGREDIENTES A UTILIZAR PARA HACER POSTRES CASEROS SERÁN:

-Azúcar (en el caso que no sea diabético) o sacararina

-Harinas refinadas (no integrales)

-Grasas: Aceite de oliva virgen extra o mantequilla

-Leche semidesnatada de vaca, bebida de soja o arroz.

-Especias (excepto la canela, ya que contiene gran cantidad de potasio)

-El uso de SAL no está recomendado en enfermedad renal crónica.

-En el caso de utilizar la levadura será recomendable utilizar la levadura de panadero (en pastilla de bloque), y evitar los sobres de levadura en polvo, ya que esta contiene sodio (sal).

-El uso de huevos en la enfermedad renal crónica no está restringido, aunque la yema sea alta en fósforo, su consumo estará en 2-3 huevos / semana. Pero, aun así, sí que se podrían utilizar las claras del huevo con más frecuencia.

-El consumo de frutos secos y semillas estará completamente restringido ya que son muy altos en potasio y fósforo.

-Tener en cuenta a la hora de comprar las masas de pizzas, o tartas…etc, su composición, ya que algunas contienen aditivos, gran cantidad de sal y semillas. (MEJOR HACERLAS CASERAS).

-Las mermeladas están permitidas en la enfermedad renal crónica, excepto si ud es diabético. En ese caso, deberá optar por mermeladas sin azúcar.

-El chocolate contiene gran cantidad de potasio y fósforo, por lo que su consumo está restringido. En caso esporádicos, se podrá gastar el chocolate negro (sin leche, azúcar ni frutos secos) o el cacao en polvo puro.

-El café se puede tomar si es de máquina. Si ud es hipertenso evite tomar el café con cafeína.

Servicio de Nutrición ALCER Castalia