¿Qué es la gelatina?

La gelatina es un producto que se obtiene a partir de la  descomposición  del colágeno, una proteína que encontramos fundamentalmente en el tejido conjuntivo de los huesos, el cartílago y la piel.

La gelatina se utiliza para cocinar y también para tomar directamente como si de un postre refrigerado se tratara. En este artículo nos vamos a centrar en este último tipo.

Si la vamos a tomar como postre, la  podemos comprar en polvo para mezclarla con agua caliente y enfriarla después para que adopte su forma y tacto característico, o también se puede comprar ya refrigerada. Y aquí llega una advertencia: ¡La mayoría de los postres no tienen gelatina!. Son postres a base de agua y muchos carragenanos para lograr el aspecto gelatinoso, es decir, aditivos.

Proteínas de baja calidad

Las proteínas son su componente natural más abundante, sin embargo, son de bajo valor biológico porque carecen de algunos aminoácidos esenciales. Esto hace que la calidad de estas proteínas no sea tan buena como las de la carne, el pescado, los huevos o los lácteos.

Por este motivo, a las gelatinas no hay que considerarlas un alimento con gran aporte nutritivo.

Las gelatinas se consideran líquido

A consecuencia de su escasa calidad nutricional pueden considerarse una forma de hidratación diferente a la convencional, el agua. Se recomienda tomarlas de vez en cuando, y no como parte habitual de la dieta.

 Malas sustitutas de la fruta

En el mercado hay una amplia variedad de gelatinas con sabores de frutas y con colores que las imitan, gracias a la adición de aditivos variados. Además, el exceso de azúcar que lleva añadido el producto desmerece el valor nutricional al aumentar de forma notable las calorías.

Por tanto, la gelatina con sabor a fruta no se puede considerar como un apropiado sustituto de la fruta, ya que además de vitaminas, las frutas frescas poseen fibra, sustancias antioxidantes y diferentes minerales, que no contienen estos productos.

Cómo hacer gelatina en casa

En esta ocasión vamos a aprender a elaborar una deliciosa gelatina. Aunque se trata de una receta fácil, lo cierto es que para pacientes con enfermedad renal se aconseja zumo de manzana, pera o piña.

Ingredientes que necesitas:

  • 3 hojas de gelatina + Agua
  • 1 vaso de jugo de frutas
  • 2 cucharadas de azúcar o sacarina (diabéticos)

Elaboración de la gelatina en casa:

  1. Pon agua en un recipiente, añade las hojas de gelatina hasta que queden cubiertas con cuidado de no romperlas, y déjalas en remojo durante 10 minutos.
  2. Mientras las hojas de gelatina se ablandan pon el jugo de frutas que hayas escogido en un cazo, añade el azúcar y ponlo a calentar en el fuego. Cuando empiece a hervir aparta del fuego y reserva.
  3. Una vez la gelatina se haya ablandado escúrrela con cuidado y añádelas al cazo.
  4. Ahora remueve con la ayuda de una cuchara de madera para que las hojas de gelatina se disuelvan.
  5. Reparte la mezcla en dos copas y deja que se enfríen. Luego, una vez frías, pon las copas, o moldes con figuras, en la nevera para que se gelifiquen.

Nutrición ALCER CASTALIA