Los pacientes en hemodiálisis sufren con frecuencia una malnutrición calórico-proteica, que junto a la inflamación propia de su enfermedad repercute en un aumento del riesgo cardiovascular, aumentando así la morbilidad y mortalidad de estos pacientes. Es por ello que una correcta intervención dietético-nutricional resulta necesaria para mantener un buen estado nutricional que mejore la calidad de vida del paciente y disminuya el riesgo cardiovascular.

Desde ALCER Castalia y en colaboración con el Ayuntamiento de Castellón se ha querido apostar por una valoración inicial del estado nutricional de los pacientes que entran en hemodiálisis en los centros de la provincia de Castellón, así como su evolución durante un año de seguimiento tras una intervención nutricional individualizada.

De este modo, se está llevando a cabo un estudio nutricional que se encuentra actualmente en la fase de recogida de datos. A lo largo de esta fase se realiza un contacto inicial con el paciente tras su entrada en HD y, a partir de entonces, se realizan seguimientos cada 3 meses hasta completar 1 año de seguimiento.

En estos momentos se está llevando a cabo el seguimiento de los 9 meses, obteniendo resultados diversos según las características individuales de cada paciente (edad, patologías asociadas, estado de salud general, capacidad cognitiva) y la adherencia a la pauta dietética. Cuando se haya completado la recogida de datos se podrán extraer conclusiones que permitan mejorar las futuras intervenciones nutricionales en estos pacientes.

Paula Nebot

Nutricionista ALCER CASTALIA