Según la OMS, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad son todas aquellas acciones, procedimientos e intervenciones integrales, orientadas a que la población, como individuos y como familias, mejoren sus condiciones para vivir y disfrutar de una vida saludable.

Las enfermedades crónicas, cada día más presentes en nuestras vidas diarias, están causando estragos en nuestra sociedad. Una sociedad cada vez más concienciada de la importancia de la prevención pero que aún le falta mucho en educación y motivación para que las cifras se reduzcan y las enfermedades crónicas dejen de ser las principales preocupaciones de los gobiernos actuales.

Si a esto le añadimos que estamos viviendo en una sociedad con unos índices elevados de envejecimiento por el aumento de la esperanza de vida, nos encontramos con una población envejecida y enferma a la que hay que proporcionarle herramientas para que su bienestar sea el más óptimo posible.

Construir programas vivos, dinámicos y participativos no sólo es necesario, sino posible.

Este programa está pensado desde la idea de sumar esfuerzos al objetivo de la “Estrategia cuatro por cuatro” de la ONU, que espera reducir en 2025 un 25% la mortalidad prematura por las cuatro principales enfermedades no transmisibles:

  1. Enfermedades cardiovasculares
  2. Cáncer
  3. Diabetes
  4. Enfermedades respiratorias crónicas

Las patologías crónicas provocan importantes efectos adversos en la calidad de vida de las personas afectadas y tienen repercusiones económicas importantes sobre las familias y la sociedad en general. Por ello es necesario reorientar el sistema y modelo sanitario a la cronicidad en términos de calidad, eficiencia, resultados en salud y sostenibilidad, pero también dando paso a una comunicación fluida con las asociaciones de pacientes, y sus profesionales especializados en atención psicosocial. que pueden llevar a cabo una gran labor de apoyo al sistema creando una unificación de criterios comunes, recogiendo datos, información y análisis, y evaluando resultados conjuntamente para identificar las necesidades de la población.

Consideramos que este proyecto es uno de esos apoyos creadores de espacios itinerantes -PUNT DE SALUT y PUNT D’INFORMACIÓ- donde se puede hablar por y para la salud. Espacio donde se habla de la ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA, pero también de enfermedades no transmisibles como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, con una visión informativa, pero, sobre todo, preventiva.

Hay que tener en consideración que la diabetes y la hipertensión arterial, niveles que se miden en nuestro espacio, son las causas principales de la ERC pero también están asociadas a patologías como la obesidad y/o a una morbimortadlidad cardiovascular, es decir, a una mayor probabilidad de sufrir un infarto de miocardio, muerte súbita, hemorragia o isquemia cerebral.

La ERC (Enfermedad Renal Crónica) es un importante problema de salud pública. Según los resultados del estudio EPIRCE (Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España), diseñado para conocer la prevalencia de la ERC en nuestro país, promovido por la Sociedad Española de Nefrología (SEN) y con el apoyo del Ministerio de Sanidad y Consumo, el 9,24% de la población adulta española sufre algún grado de ERC.

Debemos tener en cuenta que en los primeros estadios de la enfermedad los síntomas están ocultos y las personas no saben que la padecen ya que es asintomática en este período.

Realizar una labor de prevención con un espacio como en el que en este proyecto vamos a presentar y con las características tan trabajadas del mismo, es un apoyo, un sumar esfuerzos, para que la prevalencia de enfermedades crónicas disminuya y que, como hemos dicho, la “Estrategia cuatro por cuatro” pueda conseguirse en los plazos previstos.

Convertir nuestra sociedad en una sociedad sana y saludable es labor de todos, de lo contrario, vamos evocados a una sociedad enferma y con unos hábitos de salud tóxicos para todos los miembros de la misma.

ALCER CASTALIA por todo lo expuesto cree en este proyecto y siente que es de vital importancia llevarlo a cabo dentro de la provincia de Castellón, llegando a las poblaciones del interior que no tienen el acceso a la sanidad y a la información sanitaria tan fácil como las poblaciones con mayor población.

ALCER CASTALIA quiere reducir el incremento de enfermedades crónicas en nuestra provincia, que la entrada de personas con enfermedad renal disminuya y que la población en general sea cada vez más consciente de la importancia que tiene la salud de “ahora”, para la calidad de vida de su “futuro”.

 

Objetivos del programa

  • Concienciar en salud preventiva a las personas que visitan nuestros PUNTOS
  • Visibilizar la Enfermedad Renal Crónica
  • Dar información sobre patologías causantes, o derivadas, de la ERC
  • Normalizar, cara a la sociedad, la prevención y el concepto de salud
  • Promocionar y sensibilizar sobre la donación
  • Divulgar las acciones de la asociación

La metodología utilizada depende del lugar donde se requiera nuestra presencia ya que podemos ofrecer una mesa informativa – PUNT D’INFORMACIÓ – , una mesa saludable – PUNT DE SALUT – donde se realizarán pruebas preventivas de tensión y glucosa, y/o charlas nutricionales donde a parte de dar una información nutricional básica que sirva para que las personas asistentes reflexionen sobre sus hábitos alimentarios, realizamos una introducción con un testimonio, siendo éste lo más efectivo para que las personas sean conscientes de lo poco que cuesta cuidarse pero también de lo poco, y rápido, que los malos hábitos pueden perjudicar la salud.

Este año 2017 hemos realizado charlas en poblaciones como Castellón, Adzaneta, Burriana, Castellfort.. y hemos participado en diversas actividades por toda la provincia que nos han llevado a atender a más de 1000 personas en la totalidad de las mismas en Nules, Burriana, Alquerias, Ayódar, Betxí, Benicassim, Vall d’Alba…