Espacios que se crean para trabajar con manualidades las funciones cognitivas, la gestión de emociones, la psicomotricidad… Áreas que permiten sumar a la buena calidad de vida de la persona asistente.