La trabajadora social prestará atención a las consecuencias familiares, relacionales, económicas y todas aquellas que tienen que ver con la vertiente social de la persona, derivadas de la enfermedad o agravadas por esta, y que llevan a un deterioro en la calidad de vida tanto de la persona enferma como de su familia.El objetivo será conocer las necesidades sociales de las personas afectadas para, tras su estudio y valoración, poder darles respuesta a través de la utilización de los diferentes recursos a los que podemos acceder.Atencion SocialAlgunas de las consecuencias sociales que puede traer la IRC son: disminución o abandono de la profesión, lo que a su vez conlleva una disminución de los ingresos económicos; modificación de los roles familiares, sobreprotección, dependencia familiar y pérdida de autonomía de la persona enferma, así como renuncia del resto de miembros de la familia a su ritmo de vida anterior a causa de la atención y los cuidados que dedicarán al enfermo; limitación en las actividades de su vida social y de ocio, como es el caso de las comidas fuera de casa, o de los viajes.Pero el grado de afectación no será el mismo para todos/as los/as pacientes, ya que dependerá de diversos factores, como la forma de afrontar la enfermedad, la edad, el apoyo socio-familiar, la cultura…En fin, los recursos propios y externos a su alcance.Para intentar paliar toda esta problemática, la trabajadora social podrá realizar una serie de acciones propias de su disciplina, en función de las necesidades detectadas y planteadas por la persona enferma y/o su familia. Entre sus funciones están:

  • Acogida inicial: entrevista de acogida, reparto de documentación, información, orientación y asesoramiento general.
  • Valoración y cobertura de necesidades.
  • Orientación y asesoramiento a la familia.
  • Información y asesoramiento sobre prestaciones, ayudas sociales y certificados de minusvalía.
  • Información, derivación y coordinación con otros recursos internos y/o externos.
  • Gestión de reserva de plazas de diálisis en España y en el extranjero.
  • Impartición de charlas y acciones formativo-informativas específicas.

Destacar de nuevo que cada persona es única y como tal posee unos recursos personales y familiares, que le ayudarán a afrontar en mayor o menor medida la situación. Desde el servicio de trabajo social, se intentará facilitar las herramientas para que cada persona y grupo familiar puedan desarrollar las capacidades que les permitan resolver sus problemas sociales individuales y colectivos, poniendo a su alcance los recursos existentes oportunos.Puedes solicitar entrevista con la trabajadora social en la sede de la asociación, para cualquier día de la semana, de 10.00 a 14.00 h. 

Noelia Córcoles Ruiz

Trabajadora Social de ALCER Castalia