ALCER Castalia es una asociación provincial sin ánimo de lucro, Declarada de Utilidad Pública, que desde 1981 lucha por mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad renal y sus familiares, mejorar su adaptación a la enfermedad y a los tratamientos, prevenir y visibilizar la insuficiencia renal crónica y sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la donación de órganos.

ALCER Castalia nace como iniciativa de los/as pacientes renales de la provincia de Castellón, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los enfermos y enfermas renales y de sus familias. En sus orígenes luchaba porque todo/a paciente renal tuviera acceso al tratamiento de diálisis y por sensibilizar y promover la donación de órganos en la sociedad. Actualmente cuenta con casi 200 socios, aunque atiende a los más de 700 pacientes renales de la provincia, así como a sus familiares. Desde su nacimiento, es miembro de la Federación Nacional de Asociaciones ALCER.

Riñones AlcerLa actuación de ALCER Castalia, como entidad formada principalmente por personas con enfermedad renal, se concreta, por un lado, en la prestación de servicios, por otro, en la divulgación de la enfermedad y la sensibilización de la sociedad y, por otro, en la reivindicación de los derechos de las personas afectadas.

Respecto a la sensibilización de la sociedad, señalar que ALCER Castalia lidera y asume actualmente, debido a su antigüedad, organización y experiencia acumulada, las campañas de donación de órganos en la provincia de Castellón, traduciéndose estas en la consecución de un mayor número de carnés de donante de órganos, que va aumentando año tras año.

 

 

Las líneas de actuación que seguimos y que están orientadas principalmente a dar cumplimiento a nuestros objetivos, podemos resumirlas en:

  • Atención integral de los enfermos y enfermas renales y sus familias.
  • Sensibilización de la sociedad hacia la donación de órganos.
  • Prevención y divulgación de información sobre la enfermedad renal entre la sociedad.
  • Elaboración de programas que den respuesta a las necesidades específicas de los/as enfermos/as renales y sus familias.
  • Colaboración con la Federación Nacional ALCER y otras entidades representativas de las personas con discapacidad en las reivindicaciones en lo que respecta a los derechos de los/as pacientes.
  • Fomento de la colaboración con otras entidades afines.
  • Consolidación y optimización de la estructura de la asociación: personal y programas.

 

Para poder llevar a cabo de forma organizada todo nuestro trabajo, ALCER Castalia cuenta con un equipo de tres profesionales: psicóloga, trabajadora social y administrativa, así como la Junta Directiva y personal voluntario. Entre todos hacemos posible la ejecución de las diferentes acciones, enmarcadas en sus respectivos programas:

  • Programa de Atención Multidisciplinar
  • Programa de Atención Integral en los Centros de Diálisis
  • Programa de Salud y Desarrollo
  • Programa de Ocio y Tiempo Libre
  • Programa de Información y Sensibilización
  • Programa de Voluntariado

 

FINES ESTATUTARIOS

  1. La asistencia e información a los enfermos renales en sus aspectos médicos y sociales, especialmente en lo concerniente al fomento y promoción de esa asistencia por facultativos y personal sanitario y especializado.
  2. El fomento de la investigación de los problemas que plantean las enfermedades renales en sus aspectos médico-asistenciales y socio-económicos, así como la prevención de las mismas.
  3. La divulgación sanitaria popular para dar a conocer la existencia de estas enfermedades y sus posibles soluciones terapéuticas, así como sus múltiples aspectos sociales y jurídicos.
  4. La creación de centros especializados en el tratamiento de dichos enfermos, así como las estructuras e instituciones necesarias para ello.
  5. La financiación total o parcial de lo referido en el párrafo anterior.
  6. La colaboración con todas aquellas personas o entidades públicas o privadas, cuya actividad pueda conducir a la consecución de los fines de la asociación.
  7. Promover la realización de actividades de formación continua y ocupacional, encaminadas a la inserción laboral de colectivos desfavorecidos, en especial de discapacitados, jóvenes, mujeres y mayores de 45 años.